si te hubieras quedado más tiempo

Si te hubieras quedado más tiempo 
pudiéramos haber encontrado nuevas maneras de comernos el mundo
pudiéramos haber compartido tantas más tazas de café 
pudiéramos haber descubierto, juntos, sitios donde romper el ayuno 
y pudiéramos habernos reencontrado en el abrazo del otro luego de días agotadores
Si te hubieras quedado más tiempo
pudieras haberme contado más de tu infancia y adolescencia 
pudieras haberme hecho ver lo bonito de abrirse y ser vulnerable ante el otro
pudiéramos haber vencido nuestros miedos de ser reemplazados y olvidados 
y pudiéramos haber creado algo bonito, sin dudas, sin mentiras, sin falsedad 
Si te hubieras quedado más tiempo 
pudiéramos haber descubierto si éramos el uno para el otro
pudiéramos haber conocido la paz en estos tiempos de guerra
pudiéramos haber experimentado en carne propia aquello que llaman amor incondicional
y pudiéramos haber empezado a creer en las almas gemelas, luego de tanto dudar
Si te hubieras quedado más tiempo 
Pero decidiste irte,
y gracias a ello,
no descubrimos nuevas maneras de comernos el mundo
no sabemos a qué hubieran sabido esas tazas de café no compartidas 
no sé más nada de tu infancia y adolescencia, más allá de lo que ya me contaste
no hemos vencido nuestros miedos de ser reemplazados y olvidados
no creemos en el amor incondicional
ni en las almas gemelas
y, lo más importante,
jamás descubrimos si pudiéramos haber sido el uno para el otro.

se esfumó

dime qué hacer
si extraño hasta tus besos en los dedos de mis pies
mi manera alocada de besarte al salir de nuestro entrenamiento
y tu manera de confesar tus ganas hacia mí
extraño nuestro primer beso
y todos los siguientes
despertar a tu lado después de toda una noche sin poder dormir
preguntándome por qué contigo será así
y maravillándome cada día al recordar
todo lo que tuvo que suceder para nosotros coincidir:
una fiesta a la cual no estabas invitado
y, al yo entrar, supe que mi vida había cambiado
porque me atrajiste tan rápido, sin yo esperarlo
y así de rápido como llegaste, así de rápido te fuiste
nunca creí que tus explicaciones fueran honestas
y siempre me aturdiré la cabeza
preguntándome por qué al principio parecías estar tan interesado
y luego, al yo bajar la guardia,
y de la noche a la mañana,
todo
simplemente
se esfumó.

Escritos variados: XXII.

A nadie le importan más nuestros problemas que a nosotros mismos, así que no hables de ellos con otras personas, podría no importarles.
——
Es fácil ver el exterior de una persona; descubrir su interior y todo lo que siente es un reto.
——
Necesito estar ocupada constantemente, de lo contrario empiezo a pensar en todo lo que está mal en mi vida y me deprimo.
——
Muchas veces la solución a un problema no está en lo que hacemos, sino en cómo nos sentimos con respecto a él.
——
Si no quieres pensar en el problema, aléjate de él.
——
Pensar sólo en ti hará que las personas en un momento dejen de preocuparse por ti para pensar en ellas (mismas) también.
——
Muchas veces las personas hablan sin pensar en el daño que sus palabras pueden causar en las personas que las escuchan.
——
Quizás lo más triste del hecho de que te ame es que tú nunca te darás cuenta.
——
Nobody ever seems to realize what I don’t speak with words but I shout with my eyes.
——
Ser lo que soy no es nada sin la seguridad.
——
Dicen que son muy jóvenes para el amor, pero ¿cuándo piensan amar? ¿Cuándo sean adultos y no tengan ni tiempo para respirar? El amor… o lo que sea, no tiene edad. Nunca se es muy joven para amar. Después se quejarán de no haber aprovechado la juventud, pues esta es la etapa más bella para los sentimientos.
——
El secreto está en nuestra mente y lo único que debemos hacer es saber controlarla.
——
Tan solo metros nos separan, ninguno de los dos se atreve a acercarse.
——
Me pregunto ¿qué estarás haciendo? Y mientras te imagino… sonrío.
——
I wish you looked at me, and knew… I am still not over you.
——
A veces me dan ganas de huir de mi realidad para siempre, ir a un lugar donde todo sea como yo quiero.
——
Bueno, una vez más las cosas no son como las esperaba… Pero ¿qué se puede esperar de alguien que nunca me ha demostrado nada?
——
Si supieras cuán rota estoy y cuán destruida está mi alma, cariño, dudo que quisieras saber ni cuál es mi nombre.
——
Sufro de un apetito por la destrucción que jamás se sacia.
——
Y cuando menos lo esperas ya es Diciembre, y cuando menos lo esperas se ha ido el tiempo esperando lo que nunca sucede.

ajena

antes… las palabras se me hacían tan fáciles de escribir, salían de mí de manera tan natural como abrir un grifo, de manera tan espontánea como el aire que mece todo lo que encuentra a su paso, sin esfuerzo. ahora… no sé si por el paso de los años, o las decepciones, o los muros que he construido sin querer, esas palabras que solía escribir suenan tan ajenas a mí, como si las hubiera escrito alguien diferente, no necesariamente mejor, pero sí más dispuesta. ahora no sé sentir, porque todo lo pienso, razono y analizo, y no sé creer ni confiar, tanto por mis experiencias pasadas como por las que he escuchado de alguien más. quiero saber si podré volver a querer bonito, sin miedos ni ataduras, sin culpas, sin muros, dando todo lo bueno de mí como antes solía hacer.

Escritos variados: XXI.

Tantas palabras dichas cuando es mejor experimentar un hermoso silencio.
——
Por ti puedo ser lo que quieras que sea, y si me pides que nunca cambie, jamás cambiaré.

——
Permíteme ser tu único anhelo.

——
Deja la realidad a un lado y acércate a soñar conmigo.

——
Mi mundo sólo es soportable si tú estás a mi lado.

——
Me basta con tu existencia para tener una razón por la cual vivir.

——
No hables, me gusta tu silencio.

——
Te quiero, y ni el tiempo ni la distancia disminuirán mi amor por ti.

——
Mi existencia, una confusa experiencia que a pesar de todo no cambiaría por nada.

——
¿Quién dijo que la distancia obstaculiza el amor? Yo te amo aún cuando estés a más de 4000 kilómetros. Y ¿quién dijo que no puedes amar a alguien que no conoces en persona? Yo te amo aunque en persona mis ojos no te hayan visto.
——
No te atrevas a decirme que lo que siento está mal. En este mundo de desilusiones, es lo único que se siente bien a veces.

——
Fue lindo imaginarte a mi lado por un momento.

——
Mi realidad es otra en mi imaginación.

——
No necesitas de alas para volar, sólo abre un poco tu mente y lo descubrirás.

——
Mi sueño no termina cuando despierto, me mantengo soñando aún con los ojos abiertos.

——
Te quiero de la manera más incondicional e irrevocable que jamás creí llegar a sentir.

——
Y tú crees conocerme sólo porque convives conmigo todos los días. Déjame decirte que no tienes ni idea.

——
La distancia duele y más cuando me impide estar en tus brazos.

——
Soñé que te abrazaba y me mantuve aferrada a tus brazos por un tiempo.
Desperté y sonreí porque había soñado contigo.
——
Si intentas ser alguien más, jamás serás tú mismo/a en realidad.

Escritos variados: XX.

A él le gustaba verla dormir, a ella le gustaba despertar y verlo a su lado.
——
Me falta una pieza: tú.
——
No hables de algo antes de experimentarlo, porque una vez que lo experimentes y hables sobre ello, no tendrá la misma magia.
——
Tal vez, la tolerancia no sea más que desear que las demás personas nos acepten tal cual somos.
——
El amor, más allá de ser sentido, debe ser dado, pero más allá de darse, debe ser entregado.
——
Soy la realidad que está frente a tus ojos, no lo que crees que soy en tus pensamientos.
——
Y todo lo daría, lo poco que tengo, sólo para poder escaparme un momento contigo.
——
Me pregunto cuánto tendré que esperar hasta que todo esté bien.
——
Hay problemas que yo no puedo solucionar, y precisamente por eso es que decaigo a veces.
——
Muchos pueden decir que tú eres sólo un sueño, pero para mí tú eres mi única realidad.
——
Nada más lindo que soñar contigo.
——
Escribamos juntos nuestra historia de amor y hagamos que perdure por siempre en el tiempo.
——
Las ocho horas más lindas del día son aquellas en las que sueño contigo.
——
Se me hace tan fácil amarte.
——
Hay momentos en los que debes dejar a un lado lo que quieres hacer y hacer lo que es correcto.
——
Transformo mi realidad en mis pensamientos y se convierte en mi mayor anhelo.
——
La verdad sólo está en tu corazón; la mentira, en todos lados.
——
“Te quiero” son dos palabras que se quedan cortas a comparación de todo lo que siento por ti.
——
Mis sentimientos quedan grabados en mi corazón, mis pensamientos en mi mente y mis palabras quedan escritas en una hoja de papel.
——
Créeme cuando digo que te quiero, no te miento.

perspective

Your mind can be your greatest power, or your greatest enemy. Perspective is everything. I find that when I’m feeling at my worst, it’s all thanks to my perspective, mindset and outlook on things. Equally, when I’m feeling at my best, it’s my mind who has helped me feel this way, through focusing on the positive aspects of my current reality instead of the negatives. I even try to play with my feelings sometimes, maybe through ignoring them or through forcing myself to believe that I don’t feel this way. Through forcing myself to believe that I feel something else. These past five months have been a rollercoaster on me. I ended a four-year relationship. I moved from one city to another, again. I left my apartment, which I worked so hard for, to move back to my parents. I left my university which I worked so hard to be at, and moved all my classes online. I left a job, and the beginning of another. I distanced myself from people. I began working on my health and fitness – probably one of the most positive effects of all this mess. I cried. A lot. I cried. I cried. I cried. I felt like a failure. I felt like I was giving thousands of steps back instead of giving steps forward. I doubted myself. I felt lonely. I went back to a job I wasn’t a hundred percent comfortable in, and the amount of sadness and anxiety I felt while at it is unbelievable. I started to remember all the moments when I was working at that same job, just a different office, and the plans I was making to move in with my boyfriend at the time. I started to remember Friday afternoons and my happiness and excitement because I knew I was going to see my boyfriend in a few hours. And all of that came to me, like a wave, and drowned me in sorrow and unhappiness. Because now I felt like I had none of that left. Because now I knew that on Friday afternoons I would leave work and go back home, alone, instead of driving three hours to be in the arms of the person I loved. But now, looking at my past from the outside, once I have survived the drowning and managed to breathe, I understand that I had to live through those moments to come to the realization that I am capable of being alone. I am capable of suffering and coming back, stronger. I am capable of healing. I am capable of loving once again. I am capable of being good and doing good things. I am capable of loving myself. I am capable of being at peace with myself. I am capable of changing my perspective. I am capable of healing others, as well. I am capable of it all. And I believe you are capable of it all too, if you only questioned your p e r s p e c t i v e.

aprendí.

Aprendí… que debo aprender a estar sola para no depender emocionalmente de alguien más. Aprendí a aceptar que hay momentos donde no va a pasar gran cosa, y eso está bien, y eso no significa que mi vida sea aburrida o no valga la pena. Aprendí que no debo tomarme todo tan personal, y las personas a veces lidian con sus conflictos internos de una manera que nosotros no entendemos, de una manera que nosotros haríamos diferente, pero no significa que esa persona está tratando de hacernos daño a propósito. Aprendí que cada quien tiene una perspectiva y entendimiento diferente de las cosas de acuerdo a sus propias experiencias pasadas, y esa perspectiva de cada persona no tiene por qué ser tu propia realidad. Aprendí que los desentendimientos pueden destruir una relación si no se hablan las cosas. Esa persona puede estar sintiendo y pensando cosas que tú ni idea, ya que no lo habla contigo quizá por miedo o quizá porque piensa que a ti no te importaría debido a cómo te has comportado en el pasado.

Aprendí que lo mejor que podemos hacer por y para nosotros mismos es soltar, por mucho que intentemos darle vueltas, una y otra vez en nuestras cabezas, a las cosas. A veces hay preguntas que simplemente no tienen respuesta; o preguntas cuyas respuestas encontraremos con el paso del tiempo, cuando hayamos dejado de buscar. Aprendí que a veces, no tiene sentido preguntarle a la otra persona el por qué de las cosas, porque a veces ellos ni entienden su propio comportamiento, o por qué dijeron cosas que dijeron. Todavía hay frases suyas que me rondan la cabeza, y me pregunto la sinceridad o falsedad de las mismas, ¿cómo alguien puede ser tan buen actor? Pero ya de nada vale cuestionárselo, sólo queda confiar y entender que quizá, no todo está destinado a permanecer. Y soltar, perdonar, respirar.

entre la espada y la pared

Contigo estoy entre la espada y la pared. Estoy en conflicto constantemente pensando en ti, pensando en qué pasaría si las cosas fueran diferentes. Queriendo preguntártelo todo y hablarlo todo, pero con el miedo y la duda de si me dirías la verdad; no sé si te creería. Creo que me has arruinado mi manera de querer y eso no me gusta. No saber si en un futuro llegaré a querer de una manera tan libre y sin miedos me tiene triste, porque no sé si volveré a llegar a confiar. No sé si esas semanas fueron reales para ti o lo fingiste todo, y eso es lo que me atormenta tanto. Que no sé por qué cambió todo tan rápido, y si te lo preguntara, ¿serías honesto conmigo? ¿Me dirías la verdad? ¿Te creería? Tengo mis teorías, pero no sé si creerlas. Básicamente me tienes dudando todo el día, todos los días, sin poder hablar las cosas. Sin poder preguntarte. Sin poder terminar con esto de una vez. Sin poder terminar con estas dudas porque tengo la convicción de que mientras más cosas me respondas, más me harás dudar, básicamente por mi desconfianza a ti. Tus acciones hablan y demasiado, y sé lo que tus acciones dicen, pero por alguna razón no me lo quiero creer… Quizá por mi miedo a aceptar que no me quieres. Es verdad, no lo haces. Llegué a querer más que tú y eso me destruyó. Estuve días sintiéndome como la real mierda, y nunca, nunca, nunca, quiero volver a sentirme así. Por eso te dejo ir. Porque con tus acciones me has dado a entender que todo te da igual, y quizá tú pienses, gracias a mis acciones, que todo me da igual a mí también, pero no. Sólo es que debo aprender a que todo me dé igual para no seguir destruyéndome, para no seguir sufriendo. De verdad quise que pudiera haber sido, pero hay cosas que simplemente están fuera de mi control, y es por eso que no te busco, dejo que todo sea como es, dejo todo en tus manos, porque en mis acciones ya no confío.

sin título – sin terminar.

Estaban en la parte trasera del auto de él, con la maletera abierta, un pie en el piso de la calle, un pie en el auto, con mochilas y sábanas y bolsas de snacks y paquetes de cigarrillos y latas de bebida y libros tirados por allí. Eran aproximadamente las 10:20 de la noche, y ni un auto pasaba por el lugar. El ambiente era desolado, callado y tranquilo. Solitario, como muchas de las grandes carreteras interestatales a esas horas de la noche. La mayoría de los viajeros estarían en un hotel, en un motel los de menos recursos económicos o incluso los ahorradores en extremo, durmiendo en una de las zonas de descanso a millas de distancia de allí. El cielo estaba iluminado por la enorme luna llena y las centenares de pequeñas estrellas que lo surcaban – pequeñas desde esa perspectiva. Pilot Speed sonaba desde el iPod conectado a la radio de la camioneta, a bajo volumen. De ese modo no escuchaban únicamente la melodía que les decía, “cause I believed in love and beauty’s whiles where Heaven shone from your eyes” sino, además, el sonido de los grillos, el viento ligero, meciendo las hojas de los árboles y sus cabellos, y, si prestaran la suficiente atención y concentraran el oído, hasta el ruido de sus propias respiraciones, los corazones latiendo, la sangre recorriendo, en torrentes cálidas, sus arterias y sus venas.
Él fumaba un cigarrillo. Ella prestaba atención al silencio, a sus ojos, a sus cabellos revueltos, a su nariz recta y respingona, sus lunares diminutos, la manera en que sus labios se abrían y cerraban al inhalar y exhalar el tabaco y la forma en que el humo gris ceniza ascendía sobre su cabeza, moviéndose con el viento y difuminándose con el aire.
También ella rompió el silencio.
-Es muy tranquilo aquí.
Y él, después de una calada y un suspiro:
-Demasiado tranquilo.
Ella sonrió.
-Estoy feliz, sabes.
Las cejas de él se movieron sólo un poco, pero ella, en su fascinación absoluta por su rostro, fue capaz de notarlo. Pero él no dijo nada. Ella tampoco, y tomó un cigarrillo Camel del paquete casi vacío, pero en cuanto fue a encenderlo, notó que el encendedor no funcionaba.
-Genial -se quejó en resignación.- ¿Traes como tres paquetes Camel y un solo encendedor que ni funciona?
Él se burló con una sonrisa divertida: -Tú no fumas.
Y ella: -Y un encendedor dañado no me ayudará a hacerlo.
Y él: -Fumar es malo, pero si insistes… Entrégame tu cigarrillo y lo encenderé con el mío.
Y ella lo hizo, pero además de acercar su cigarrillo, se acercó ella misma, sentándose a horcajadas sobre él, lo cual hizo que él emitiera un sonido bajo e imperceptible, incluso para sus propios oídos.
Él: -Vaya.
Ella: -Vamos, vamos.
Se colocó el cigarrillo apagado en la boca y se acercó más a su rostro. Él, con sus dedos, unió ambos cigarrillos encendiendo el de ella con el de él, y durante todo ese tiempo ninguno de los dos despegó la mirada.
Y después de la primera exhalación, ella dijo: -Gracias.
Y estuvo a punto de apearse de las piernas de él y regresar a su sitio, pero él, repentinamente entusiasmado, la tomó de la mano impidiéndole ir muy lejos. Y cuando ella vio la mirada en su rostro, lo supo.
Él: -Espera, juguemos.
Sabía que ese era el momento de jugar con fuego, ambos literal y metafóricamente.