no ego

contigo aprendí que con los otros no era amar, era simple ego. contigo no hay ego. contigo sólo hay un deseo ferviente de que estés bien, conmigo o sin mí. un día te pregunté cómo sabías si lo que sentías por mí era amor o cariño, ¿cuál es la diferencia? según tú, sabes que es amor porque entiendes lo que es la vida y cómo debe seguir el rumbo aquello que tanto amas, y que amar es velar por el entorno del otro, y dejarlo libre en su hábitat natural. entonces según tu definición, diría que te amo, te amo porque aún comprendiendo que jamás se vaya a dar (y ya acepté que lo más probable es que sea así), aún así velo por tu bienestar, te quiero ver bien, no sólo a ti sino a tus familiares también, porque sé lo que significa para ti. y te amo porque en tu libertad encuentro felicidad, feliz de que hagas lo que quieres y veas el fruto de tu trabajo diario.

cerquita de mí

Nadie habla de lo terriblemente complicado que es amar a alguien cuyas circunstancias no son las mejores, y querer ayudar pero sin tener la más mínima puta idea de cómo (porque sólo con dinero se solucionarían sus problemas y tú obviamente no eres alguien de dinero). Nadie habla de lo terriblemente complicado que es, y verlo luchar cada día, y desde el fondo de tu corazón sólo poder pedir, Dios, ayúdalo. Cuida de su entorno, su familia, su bienestar. A ti te digo, tu bienestar es mi bienestar por muy descabellado que suene, y sé que la vida no es justa, porque si lo fuera te tuviera aquí, aquí, aquí, cerquita de mí.

i.l.y.truly

con usted aprendí a amar incondicionalmente, pero de verdad, tan incondicionalmente que asusta. sin condiciones de distancia (o cercanía), sin condiciones de recibir algo a cambio, sin condiciones de respuestas, promesas cumplidas ni acortar la lejanía. sin condiciones de que seas sólo mío, ¿cómo pedirte eso? si en tu libertad amo verte, lográndolo todo, queriéndolo todo, incluso si no es a mí. te amo, te amo, te amo tanto tanto y si no es hoy ni mañana, que sea en otra vida, en mejores circunstancias y sin un mar de por medio.

lento…

¿Cuánto tiempo crees que durará? El desearnos tanto y querernos tan cerca del otro. Yo espero que mucho, o al menos lo suficiente para lograr vernos y tenernos y descubrir qué es esto, y si resulta que sí es lo que creemos y queremos, que dure un poquito más hasta que logremos estar juntos juntos, a ver si es algo que puede durar un poco más, quizás eternamente ¿por qué no?
-Dame tiempo para darte todo lo que tengo-

a letter to dad

Your hurt is not my hurt, your war is not my war. I don’t need to fight this war for you. I have my own wars to fight. That doesn’t mean I don’t love you. That means that, for my own sanity, I need to keep distance. You made your own decisions and I don’t need to deal with the consequences of them. I need to be reminded of that, every day. Whatever hurts you, hurts you, not me. I am safe from your hate and resentment and anger. You can’t manipulate me and make me feel guilty by saying “but I am your dad…” anytime you don’t get what you want from me.

things to remember

Breathe, your anxiety is lying to you. Other people’s decisions are their decisions to make, not yours. No one really expects you to be there for them always. They will understand. You can be there for them at distance. You need to set boundaries. You don’t need to be the protective sister all the time. They will grow up and learn. They will grow up and make their own decisions. They will grow up and deal with everything, just like you did, but in their own way. You can be present without being physically present, a simple text message is okay. Other people’s responsibilities are not your responsibilities. You can be grateful for what other people have done for you, but don’t use that as a reason to feel guilty when you can’t be there for them. You can be there for your friends who are also dealing with their own stuff, but protecting your own energy and not receiving theirs. Your environment matters. You don’t need to do the parenting of kids that aren’t yours. You don’t need to deal with the consequences of other people’s decisions and/or mistakes. You have your own shit to figure out. Let them figure their own shit, too.

You’re safe.

pero mírame así

Si me miraras así lo dejaría todo
pero mírame así
si me dijeras, “podríamos rentarnos un lugarcito para nosotros
lejos de todos
de tu familia
la mía
el ruido ensordecedor
quizá legalmente no sea nuestro,
pero lo haremos nuestro
con tus libros y cuadernos
mis relojes y zapatos
nuestro amor”
dejaría lo conocido, el confort
que poco a poco se hace desconfortante
los planes ya trazados,
lo seguro,
las expectativas de ellos
– nunca mías

Si me miraras así te lo dijera todo
pero mírame así
que hace tiempo buscaba a alguien como tú,
familiar,
para alejarnos de lo familiar
– qué ironía
para descubrir para qué más vivimos
aparte de amar
porque debe haber algo más allá de nosotros,
pero sólo lo descubriré si estás tú

Si me miraras así te lo daría todo
pero mírame así
mis fuerzas, mi amor, mis sueños
mi niña romántica ya olvidada
mi niña ingenua, adolescente enamorada
te daría hasta las poesías que no se me ocurren
desayuno en cama cada mañana
tal como prometí
y dejaría que tú me tomaras allí

Si me miraras así…
pero mírame así

si mi muerte pudiera recordarse eternamente

Si mi muerte pudiera recordarse eternamente
escribiría los miliún versos que no me atrevo
dejaría la vida cotidiana para emprender un viaje
donde descubra paisajes y personas, ríos, cielos, algo nuevo

Si mi muerte pudiera recordarse eternamente
haría algo de mi nombre, algo grande, importante
apagaría las notificaciones para mirar hacia dentro
convertiría la nada en algo y embellecería el vacío punzante

Si mi muerte pudiera recordarse eternamente
me alejaría de aquí, de estas personas, el confort familiar
para emprender un camino incierto y desconocido
y, cuando todo haya terminado, tener algo que contar

Si mi muerte pudiera recordarse eternamente…
pero no
por eso:
no escribo los miliún versos que no me atrevo
no hago algo de mi nombre, nada útil, nada nuevo
no me alejo de aquí

sólo me quedo allí
viviendo, día tras día, a la espera de esa hora favorita
para mirar el cielo y descubrir líneas ya escritas
por otras personas que existieron antes que yo,
otras personas cuyas muertes sí se recuerdan con valor

la mitad

No quiero vivir de esperanzas ni de promesas, de un “quizás”, un “pronto”, un “hay que esperar”. No quiero vivir en ambigüedad y contradicciones, debates interminables, dudas, palabras sin acciones. Quiero saber que lo lograremos, porque al menos así me mantendría firme y segura, enfocada y motivada. Pero, ¿qué hago con este un día sí, un día no, un día hago todo lo que está en mis manos y al otro lo dejo a la mitad? La mitad no me sirve. Necesito convicciones, acciones, decisiones, no palabras lindas que se dicen en un intento de olvidar que no estás aquí.

la injusticia más cruel

Qué lindo quererte incluso con todo lo que eso implica, incluso con todo lo que quererte trae consigo: dudas, miedos, sacrificios, incertidumbre. Porque coloco nuestras canciones, veo el cielo y simplemente me siento feliz, feliz de que existas, de que me quieras, de que te quiero. Y a veces lloro y me enfurezco porque, ¿cómo es posible quererte tanto y que no estés aquí? ¿Por qué la vida lo permite? Debería estar prohibido conocer a alguien tan perfecto para ti, y que no se pueda dar… la injusticia más cruel de todas.